La leccion que debieron aprender estos funcionarios



Una lección de historia para las funcionarias de Medellín que se tomaron fotos con alias Popeye Las imágenes de tres contratistas del Ayuntamiento con el exsicario de Pablo Escobar generaron un debate que terminó con unas disculpas públicas y un recorrido por el Museo Casa de la Memoria

No es una novedad que a Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, el exsicario al servicio de Pablo Escobar, lo detengan en la calle para pedirle una foto o un autógrafo. Pero las imágenes de tres trabajadoras del Ayuntamiento de Medellín posando junto a él en las calles de la ciudad despertó un rechazo generalizado que trascendió como pocas veces ha ocurrido.


Popeye, que estuvo en la cárcel 23 años después de haber confesado 300 asesinatos y participado en otros 3.000, ha estado bajo la pista de las autoridades en los últimos meses por sus presuntos vínculos con grupos ilegales. Por eso, no fue menor la reacción después de que las fotos de las funcionarias con él se volvieron virales. El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, las citó en el Museo Casa de la Memoria y las acompañó en un recorrido en el que les explicó por qué Popeye, Escobar y todos esos nombres que ahora son recordados en series televisivas le hicieron tanto daño al país. El narcotráfico de los años ochenta y noventa dejó más de 20.000 víctimas, que han sido invisibles cuando la historia se le ha dejado a la televisión.
“Pidieron perdón públicamente a la ciudad y a las víctimas. Hagamos memoria. Que nunca se nos olvide el daño que nos ha hecho el narcotráfico y la cultura de la ilegalidad. Avancemos en cultura de legalidad y cultura ciudadana”, dijo Gutiérrez después del recorrido por una de las exposiciones que retratan lo más duro de la guerra del narcotráfico en Colombia.
 Fuente: https://elpais.com/internacional/2018/01/04/billete_a_macondo/1515084145_419325.html

El Polemico Bar Tributo a Pablo Escobar


Popeye cheeseburger, los pollos Pepe y Tata la vegana son algunos de los platos que ofrece un bar ubicado en una concurrida zona de restaurantes de Barcelona. El menú hace alusión a la historia del Cartel de Medellín y del capo de las drogas Pablo Escobar.
Las paredes del negocio tienen murales inspirados en el narcotraficante y vírgenes rodeadas por billetes. En la entrada hay un letrero que reza “Escobar” con bombillos al estilo Broadway. María Isabel Cajiao, una colombiana residente en la ciudad española, había visto el negocio hace unos días, pero solo hasta este lunes pudo entrar y confirmar que se trataba de un culto a la mafia. Indignada, tomó fotografías del lugar, habló con un mesero e hizo la denuncia en redes sociales.

Según cuenta, el empleado le dijo que habían abierto desde diciembre y que desconocía la nacionalidad del propietario. “Estas son las cosas que uno no se puede callar y por eso lo hice público”, cuenta Cajiao, quien ve en esto “una burla y una apología a Escobar como si fuera un gran artista”.

 El bar tiene malas calificaciones en Google por la misma razón. “Nunca iría a un lugar que tiene el descaro de usar tantos inocentes muertos como publicidad, porque desde el nombre del lugar hasta los platos son elementos de la historia de Colombia que no son para nada chistosos.

Por el contrario, causantes de muerte y dolor a un país que trata de salir adelante, pero personas como los dueños de este lugar no lo permiten. ¡El como!”, se lee en uno de los comentarios dejados por los usuarios.

Este no es el primer caso de uso de la imagen de Escobar con fines comerciales. Su hijo, Sebastián Marroquín, creó una marca de camisetas que plasmaban objetos relacionados con el récord criminal del capo. Según él, se trataba de “una autocrítica y una invitación a no repetir la historia”.

En República Checa y Australia también han abierto negocios que exaltan la figura del líder del Cartel de Medellín. Otras polémicas similares han sido desatadas por el rapero Whiz Khalifa, quien se tomó fotos en la tumba del narcotraficante, y por contratistas de la Alcaldía de Medellín, quienes posaron junto a John Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’.

 Fuente: http://www.eltiempo.com/mundo/europa/bar-en-homenaje-a-pablo-escobar-en-barcelona-espana-176924

El Dia que El Señor de los Cielos Traicionó a Pablo Escobar



El Dia que El Señor de los Cielos Traicionó a Pablo Escobar 


Fue a principios de los años 90 cuando la relación entre Amado Carrillo y Pablo Escobar se rompió, “el Señor de los Cielos” robó un cargamento de 12 toneladas de cocaína al “Patrón” y esa fue una gran traición.

Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, relató que Pablo Escobar pensó en detonar una guerra  contra  contra el Cártel de Juárez ante este hecho.  
En ese entonces Popeye era el jefe de sicarios de “el Patrón”. Velásquez es el autor confeso de al menos 200 asesinatos y pasó 22 años en prisión, estableció un trato con la justicia colombiana.


“Tijuana era peligrosísima y de lo más que se tenía que cuidar uno era de la policía. Uno sabía que la policía mexicana era la más corrupta del mundo y en la época en que yo iba, si uno llegaba con 10 mil dólares a México la policía lo desaparecía”, dijo el hombre de confianza del Cártel de Medellín.

En el momento de la entrevista se encontraba aún en la cárcel de alta seguridad de Cómbita, en Colombia. Asegura que visitó México en representación de “el Patrón” y en ocasiones se encontró con Amado Carrillo para establecer los planes de los envíos de cocaína de Sudamérica a México.Relató que en esos tiempos los jefes de colombianos controlaban el narcotráfico, situación que ha cambiado en la actualidad.


Ellos matan muchas personas pero no tienen la efectividad que teníamos nosotros para golpear las estructuras del Estado. Los Zetas han matado a muchos. Siento que están equivocados. Matar tantas personas es una locura, al son de nada. ¡Esos 70 inmigrantes que mataron! (en San Fernando, Tamaulipas, en 2010) ¡Están locos!”, declaró Velásquez.
En dicha entrevista también mencionó que es necesaria la relación entre mexicanos y colombianos porque unos controlan la producción y los otros las rutas y distribución. Agregó que en Estados Unidos están las principales organizaciones criminales.


“Usted nunca ha oído que salga un grupo de narcotraficantes norteamericano, que le quiten la propiedad a los norteamericanos, que persigan a los norteamericanos ni que empiecen a echar bala contra los norteamericanos. Ellos protegen su economía. Pero sí van contra los narcotraficantes mexicanos, contra los colombianos”,
Velásquez opinó que la superioridad de los mexicanos comenzó a raíz de la relación establecida entre Carrillo y Pablo Escobar en 1988.


Escobar controlaba con su cártel el 80% de los envíos de cocaína a EU, estaba en guerra con el Estado contra la extradicción y la DEA complicaba sus planes para el “negocio”:
Esta situación lo llevó a buscan rutas y aliados y de este modo, Amado Carrillo entró en su camino con el establecimiento de una ruta para transportar la droga por mar.
“Era una ruta que se llamaba La Fanny, por cuestiones de contabilidad (así la nombró el jefe de finanzas del grupo de Medellín, Gustavo Gaviria, primo hermano y socio de Escobar), y era la que mantuvo a flote a Escobar, porque a raíz de la guerra contra el Estado colombiano los americanos empezaron a cogerle los aviones al Patrón en Costa Rica, Nicaragua, Panamá, en todo Centroamérica”.


“El Patrón” se encontraba “financieramente estaba muy golpeado” y deseaba una guerra contra Carrillo, pero “era complicado; teníamos guerra con el Estado, con los paramilitares y con Calí. Una cuarta guerra contra Amado Carrillo… ir a México es complicado. Usted sabe que el mexicano es j$%#$%, y uno decir que ya, vamos a mandar 20 sicarios de Medellín a México… se los tragan vivos en 10 minutos. En esas guerras hay que tener cuidado”.

Popeye asegura que con la caída de Escobar en 1993 comenzó el ascenso de los mexicanos, los envíos de cocaína se “industrializaron”. Destacaron más en el mundo de la droga el Cártel de Juárez, el de Sinaloa y el de los hermanos Beltrán Leyva.

Fuente: https://www.debate.com.mx/mundo/El-Senor-de-los-Cielos-el-hombre-que-traiciono-a-Escobar-20171211-0198.html

Alias Popeye Al Congreso